Τετάρτη, 29 Οκτωβρίου 2008

Alfonso X el Sabio



Hay personas que han dejado su marco en la historia por sus hazañas guerreras, otras que destacan en el área cultural y también otras que han abierto nuevos caminos en la economía o la política. Pero Alfonso X el Sabio es un de éstos que mezclaron su interés por la cultura de su tiempo con un reinado importante para la historia de España.
Rey de Castilla y León (1221-1284). Sucedió en 1252 a su padre, Fernando III el Santo. Durante su niñez estuvo bajo el cuidado de dos nobles que vivían cerca de Burgos, Garci Fernández y su esposa, doña Mayor Arías. Allí, posiblemente, estaría en contacto por primera vez con el gallego, lengua que adoptará más tarde en la redacción de su famosa obra poética.
Todavía príncipe, recibió el encargo de tomar posesión de Murcia, que se había sometido a Fernando III en 1243, y tres años después se casó con doña Violante, hija de Jaime I el Conquistador.

Entre las primeras medidas que tomó como rey fue su reforma monetaria que, actualmente, fue la primera de una serie de reformas en la economía de la época. Sus efectos se dejaron sentir en muchos de los acontecimientos posteriores.
Su reinado fue largo, tranquilo y feliz, aunque no le faltaron sublevaciones de los suyos y de los ajenos. Su problema primero fue su hermano Enrique en 1256 y luego, los ricos se resistieron mucho a las medidas económicas. Pero la mayor parte de sus empresas políticas, especialmente durante su edad madura, vieron condenadas al fracaso. Un buen ejemplo es que se consideraba heredero por la rama materna a la corona imperial alemana y fue proclamado emperador, pero no fue coronado.

Aunque en lo político y lo social el reinado de Alfonso no presenta grandes logros, en el área cultural y el área científica Alfonso obtiene para España momentos de esplendor inigualados hasta aquella época, especialmente en lo que se refiere a sus lenguas romances, el castellano y el gallego.
Alfonso, movido por un afán cultural, decidió prescindir de diferencias de religión y de raza y reunió a los judíos, musulmanes y cristianos más importantes de la época y con éstos fundó varias escuelas de investigación y traducción. Entre ellas, la más importante se considera la Escuela de Toledo. Así se tradujeron en castellano libros como La Biblia, el Corán, el Talmud y la Cábala
Hombre de su siglo, decidió reunir en un todo harmónico todos los aspectos que podía ofrecer la cultura de la época. Su obra tiene, en efecto, el valor de una inmensa enciclopedia. Las direcciones más importantes de su producción tienen que ver con la historia, la astronomía, la jurisprudencia y la poesía.
En primer lugar, introdujo el “castellano drecho” en los usos de la Corte y en la redacción de sus obras científicas, jurídicas e historiográficas. En segundo lugar, adoptó para su obra lírica la lengua gallego-portuguesa, la cual era muy hablada entonces, consolidando una tradición lírica que procedía del tiempo del reinado de su padre, si no de antes.


Cantigas de Santa Maria

Poeta él mismo, compuso el famoso libro Cantigas de Santa María, que se ha conservado en un manuscrito magníficamente ilustrado con numerosas miniaturas, que también tienen un grande valor estético. Su libro más famoso sobre la ciencia astronómica es Tablas de Astronomía y entre sus libros históricos se destaca la eminente Crónica de España.
La gran Escuela de Toledo y las Cortes de Sevilla y Murcia fueron testigos de una colaboración científica y cultural de excepción. Fueron imprescindibles para la recuperación de la cultura antigua y para el progreso de España hacia el definitivo Renacimiento. En todo eso, la presencia de Alfonso X el Sabio fue determinante.


Libros de axedrez e dados e tablas

Δεν υπάρχουν σχόλια: