Δευτέρα, 8 Ιουνίου 2009

Las cantigas del trovador Joan Zorro

Una de las cantigas más famosas del célebre trovador del siglo XIII Joan Zorro es la siguiente:

Em Lixboa sobre lo mar
barcas novas mandei lavrar,
ai mia senhor velida!

Em Lixboa sobre lo ler
barcas novas mandei fazer,
ai mia senhor velida!

Barcas novas mandei lavrar
e no mar as mandei deitar,
ai mia senhor velida!


Barcas novas mandei fazer
e no mar as mandei meter,
ai mia senhor velida!
(B 1151ª-1152ª, V 754)


En esta cantiga hay una voz masculina, que se dirige a una dama expresando un sentimiento de admiración hacia ella, por lo que es una cantiga de amor. Pero esta cantiga mantiene las características y la forma de una cantiga de amigo, es decir, el estribillo y el paralelismo. El paralelismo tiene la forma del leixa-pren. Tenemos dos pares de estrofas (que en realidad son dísticos), dentro de los cuales ambas estrofas dicen lo mismo, alterándose sólo las palabras de la rima. El segundo verso de cada dístico constituye el primer verso de la estrofa correspondiente en el par siguiente. Finalmente, hay un estribillo al final de cada estrofa. Cada uno de los versos tiene ocho sílabas con rima aguda y el estribillo tiene seis (ya que en la poesía gallego-portuguesa el cómputo silábico llega sólo a la última sílaba acentuada ) con rima llana. Podemos ver el esquema de esta cantiga según el ejemplo semejante que nos dan Saraiva y Lopes :



Las cantigas de Joan Zorro presentan una indiscutible unidad temática y formal, y los motivos predominantes son los motivos marineros, siendo ellos una de las características más sobresalientes en su obra. De sus once cantigas que conocemos, diez son cantigas de amigo y una es cantiga de amor. De éstas tenemos siete barcarolas (B 1150a; V 753, B 1151a-1152a; V 754, B 1153; V 755, B 1155; V 757, B 1156; V 758, B 1157; V 759, B 1158; V 760).
La cantiga que analizamos tiene mucho en común con otra cantiga del mismo poeta:

El-Rei de Portugale
barcas mandou lavrare,
e lá irán nas barcas migo
mia filha e noss'amigo.


El-Rei portugueese
barcas mandou fazere,
e lá irán nas barcas migo
mia filha e noss'amigo.


Barcas mandou lavrare
e no mar as deitare,
e lá irán nas barcas migo
mia filha e noss'amigo.


Barcas mandou fazere
e no mar as metere,
e lá irán nas barcas migo
mia filha e noss'amigo.

(B 1153; V 755)

En esta cantiga de amigo, que parece ser un eco de la cantiga que analizamos, se construye una narrativa simbólica con cuatro personajes: la madre, la hija, el rey de Portugal y un amigo de la familia .
En general, las cantigas de amor son de un carácter más culto que las de amigo y, en su mayoría, son cantigas de maestría . La cantiga que analizamos es una de las pocas que son escritas con estribillo. Es ésta una de las características en el estilo de Joan Zorro, es decir, la forma tradicional de su poesía. Sin embargo, no dejan por ello evocar el universo cortés, miembro del cual fue el poeta mismo .
En estas cantigas aparecen las piedras angulares de la poesía de Joan Zorro: el río, el mar, el rey de Portugal, Lisboa, etc. Estos aspectos de su poesía tienen que ver en gran medida con las circunstancias históricas de su época, las cuales Zorro refleja fielmente en su obra.

En el siglo XIII Lisboa se convirtió en la capital de Portugal debido a su localización central en el territorio portugués, y durante los últimos siglos de la Edad Media se convirtió en un importante centro comercial y conoció una gran prosperidad derivada de la actividad marítima y colonial del país. En 1290, el rey Don Denis, gran cultivador de las letras en su país, trovador célebre y protector de trovadores y juglares en su corte , fundó en la ciudad una escuela universitaria llamada Estudo Geral, que se trasladó finalmente en Coímbra, formando la actual Universidad de Coímbra .
Entonces vemos que en las últimas décadas del siglo XIII Lisboa empieza a desempeñar un papel político y cultural muy importante .
Joan Zorro fue, según los investigadores, un famoso juglar de la corte de Don Denis, es decir, su actividad poética tuvo lugar en el período dionisíaco de la poesía cortés gallego-portuguesa, un período que, junto al período alfonsí, constituye la época clásica de esta poesía , una época de florecimiento y esplendor para la más famosa escuela poética medieval en la Península Ibérica.


El Rey de Portugal Don Denís

Las célebres cantigas de Joan Zorro se consideran por algunos investigadores los documentos poéticos mayores de la Lisboa medieval, de la cual nos da importantes testimonios, siendo el único poeta de los Cancioneros medievales gallego-portugueses que dedica una gran parte de su obra a esta ciudad, y su contenido puede reflejar el nacimiento de una nueva época en Portugal, que va a desembocar en los Descubrimientos. Dentro de este marco destaca la figura del rey-trovador Don Denis (1279-1325), cuya importancia respecto a la política marítima del país se deja reflejar en las cantigas de su juglar.

En las siete cantigas de Joan Zorro que referimos, se destaca la figura del rey, quien juega un papel activo en ellas. En la cantiga que analizamos, el juglar no habla por sí mismo, sino da voz al propio rey (“…barcas novas mandei lavrar”), facto que constituye una de las innovaciones de este ciclo de cantigas.
Otra innovación de Zorro es el papel que la ciudad desempeña en el conjunto de las composiciones. Es un papel central, y vemos que la ciudad no es sólo el marco donde se desarrolla la acción, sino también el verdadero objeto del poema . No cabe duda que aun las barcas nuevas simbolizan la propia Lisboa, que es una ciudad en pleno desenvolvimiento, donde la construcción naval se convierte en un modo de existencia política y comercial sui generis.

Δεν υπάρχουν σχόλια: