Τρίτη, 9 Νοεμβρίου 2010

Tras las raíces del euskera


El lingüista John Bengtson considera que proviene de una familia de idiomas caucásicos - Este experto ha analizado cientos de lenguas

El euskera es, por el momento, una lengua expósita. Muchos lingüistas han estudiado su origen, pero sin lograr un consenso científico. Algunos especialistas indicaron a principios del siglo XX que las lenguas íberas eran las antecesoras del euskera. Años más tarde, otros afirmaron que provenía de las lenguas caucásicas. Bilbao, incluso, llegó a hermanarse con la ciudad georgiana de Tiflis y hubo un curioso intercambio entre profesores vascos y georgianos influidos por esta hipótesis. La última conjetura aseguraba haber encontrado parentescos con un dialecto bereber.

El lingüista estadounidense John Bengtson, quien impartió la pasada semana una conferencia en San Sebastián, se ha sentido fascinado desde su infancia por las lenguas sin un claro origen. Esta curiosidad le llevó a estudiar el euskera, única lengua de Europa occidental que no deriva del indoeuropeo. "Quería ir más atrás y hallar parentescos", explica a EL PAÍS.

La teoría de este lingüista parte de la hipótesis de una ascendencia caucásica, pero con un abanico de idiomas más amplio. Por ello, Bengtson, así como otros expertos, creen en la existencia de un grupo de lenguas, las denominadas denecaucásicas, que surgieron de un mismo tronco común. El euskera formaría parte de esta manera de una familia de 35 idiomas que incluye al avar, el lak, el checheno o el kabardo.

Para contrastar esta hipótesis, muy especulativa según algunos especialistas, este experto ha analizado exhaustivamente el vocabulario básico y el popular, la morfología y la fonética de cientos de lenguas.

Así, considera que, por ejemplo, la palabra su ("fuego" en euskera) es similar a t?su, palabra con el mismo significado en el dialecto lak del Daguestán. También coincide con el georgiano, entre muchos otros, en el uso del sistema de declinaciones y en determinados prefijos.

Bengtson se muestra convencido de que hace más de 4.000 años se registró una emigración de residentes en Anatolia que hablaban la lengua hatti, de origen denecaucásico en opinión de este especialista, que llegó "por el este de España" y se extendió especialmente en el sur de Francia y en Euskadi. Posteriormente, las lenguas denecaucásicas "desaparecieron de Europa con el desarrollo del imperio romano", apunta Bengtson.

"Nunca sabremos qué lengua había antes de que llegaran estas personas", señala, aunque "seguramente sobrevivan algunas palabras de ese idioma". Por ello, Bengtson cree que "los vascos pueden representar a la población más antigua de Europa". Para tratar de explicar esta hipótesis, el lingüista recuerda que "hay gente con similar genética en Inglaterra y en Irlanda". Sin embargo, aún nadie es capaz de asegurar de dónde proviene el euskera.

Πηγή: El País

Δεν υπάρχουν σχόλια: